Después de 3 años, he terminado mi formación en Experiencia Somática, la 1ª promoción de Somatic Experiencing en España.

Recuerdo que cuando me aventuré en este viaje sobre el estrés postraumático, no sabía muy bien dónde iba, ni dónde me iba a llevar, ni siquiera si iba a poder utilizarlo profesionalmente…ahora sé donde me lleva y me ha llevado Experiencia Somática y estoy realmente muy muy contenta de haberme subido a este tren y de poder aplicarlo en mi trabajo diario.

No sólo me está sirviendo profesionalmente ampliando mi enfoque y resultados como fisioterapeuta/osteópata y profesora de Romana´s Pilates, sino que también a nivel personal como otro prisma desde el que ver la vida y enseñar a los demás.

Por eso, me gustaría introducir este enfoque aún muy desconocido en España, en una charla gratuita que daré el MIÉRCOLES 30 de septiembre a las 11:00h ó el JUEVES 1 de octubre a las 19:00h. 

Experiencia Somática no es una terapia más o una herramienta que añadir a nuestra caja de herramientas, es más, mucho más, principalmente es tener en cuenta tu sistema nervioso y trabajar con él, percibir lo sumamente sensible y presente que está en todo momento y cómo te condiciona, sobre todo ante eventos traumáticos, de los que no estamos exentos.

Poder renegociar el trauma facilita la auto-regulación del cuerpo y disminuye los síntomas.

Las cosas desde que conocí Experiencia Somática hace 3 años han cambiado como de la noche a la mañana, incluso en este periodo de tiempo he sido madre, con lo que ello implica. Me ha ayudado mucho a recolocar eslabones perdidos, y durante etapas tan importantes como el embarazo, parto y postparto. También ha estado y está muy presente cada día en prácticamente todo lo que hago, mi manera de relacionarme con los demás y con mis pacientes, cómo escuchar y ser escuchado, leer el lenguaje del cuerpo y sobre todo entender un poquito a nuestro complejo y maravilloso sistema nervioso. La forma en la que reacciona ante eventos, cómo te protege de situaciones conocidas y como gracias a ello te ha llevado hasta aquí y ahora. El trauma, es una parte más de nuestra vida que nos acompaña en nuestro camino, no es el evento, sino la desorganización que quedó en el sistema nervioso tras el evento traumático.

Hay situaciones que son inevitables, llegan sin avisar y solo podemos adaptarnos a ellas de la mejor manera posible y sobre todo SOBREVIVIENDO, aunque para ello algunas veces dejemos una parte de nosotros.

Tanto mis pacientes, como yo, y tú mismo, estamos expuestos de la misma forma a la vida y sus adversidades. Nadie te enseña a cómo avanzar ante determinadas situaciones, y cada uno a su manera, unas veces mejor y otras peor, hace lo que puede. Pero, ¿y si alguien te ayudara en ello?, ¿sería diferente? ¿quizá tendrías más recursos para superarlo?, y aunque ya hayan pasado años, ¿podrías manejarte saludablemente con todo hoy día?, ¿y sentir las huellas que ha dejado en tu cuerpo que no asocias a síntomas que tienes?

Por supuesto que no es necesario que seas terapeuta de Somatic Experiencing para beneficiarte de las múltiples cualidades de la Experiencia Somática, basta con la ayuda de un terapeuta que te enseñe a utilizar las herramientas precisas para abordar el trauma de manera resolutiva.

Y yo, la primera me alegraré de que así sea y de que a muchas personas como tú y yo, les llegue la oportunidad de poder descargar la energía de supervivencia que quizá sin darnos cuenta en algún evento traumático entró y no pudimos descargar… AHORA PUEDE SER TU MOMENTO.