Te explicamos qué debes tener en cuenta para elegir las mejores clases de Pilates.

El profesor de pilates.

Es muy importante que el profesor tenga una buena formación, porque los ejercicios del método pilates no realizados correctamente pueden producir o agravar lesiones. Unos ejercicios bien ejecutados harán que «el pilates» sea para ti algo fundamental en tu vida, cambiando por completo tu manera de andar, respirar, sentarte, correr o practicar deporte.

Pilates de calidad en Madrid

Los profesores de nuestro centro, Laura, Paula y Daniel poseen la certificación de Romana’s Pilates, la más exigente y completa del método pilates. Romana kryzanowska trabajó en el estudio de Joseph Pilates, en un principio como ayudante y luego como profesora. Conoció de la mano del propio Joe su método, y tras su muerte fundó un programa de formación de profesores. Lo llamó Romana’s Pilates, y en él se imparte el auténtico método tal y como Joe lo creó, sin variantes ni modificaciones.

Guillotina de pilates en Madrid

Joseph Pilates no creó su método en tres días, y un buen profesor del mismo modo, para tener una buena formación, necesita horas de entrenamiento y observación. 

Exige siempre formación y experiencia.

Clases de pilates de calidad en Madrid

Clases de pilates individuales.

¡Sin dudas las mejores! Es lo ideal para iniciarte en el método pilates. Estas clases se adaptan a tus necesidades y capacidades específicas. El profesor está en todo momento contigo asesorando y asistiendo los ejercicios, por lo que no puedes “trampear” como en las clases colectivas. Los ejercicios se realizan con precisión y no se corre el riesgo de sufrir lesiones por una mala ejecución.

Mejores clases de pilates en Madrid

Lo habitual en las clases de pilates colectivas es que las personas no tengan un mismo nivel. Si no se consigue adaptar el nivel a cada uno, te aburres o te ves desbordado por la complejidad de los ejercicios. Si además sumamos, que en la mayoría de las ocasiones son clases de más de seis personas, el profesor ni puede estar pendiente de ti, ni puede asistirte correctamente.

Pilates con aparatos.

Los aparatos del método pilates y los ejercicios que se realizan en los mismos, constituyen las dos terceras partes del método. Joe creó su Contrología para desarrollarla en los aparatos, ya que te guían en la postura correcta del ejercicio, a la vez que los muelles te ayudan a alargar los músculos y a sentir el ejercicio de manera profunda, consiguiendo una mayor eficacia y control del cuerpo.

Para recrear los ejercicios originales, se necesitan los aparatos originales o lo más parecidos que podamos. No juzgamos otros aparatos modificados o variaciones de los ejercicios, puede que a lo mejor sean extraordinarios, pero no son los originales y no se puede considerar parte del Método Pilates.

Los ejercicios en los aparatos por lo general se realizan dependiendo del nivel del alumno y se dividen en: básicos, intermedios y avanzados.

Auténtico método pilates en Madrid

Pilates en suelo.

Los clientes cuando iban a clases en el estudio de Joe Pilates en el 939 de la Octava Avenida, realizaban prácticamente todos los ejercicios en sus aparatos. Los ejercicios de suelo la mayoría de las veces solo se enseñaban a personas que viajaban mucho, como bailarines. Joe les enseñaba una rutina de suelo para que pudieran entrenarse en su método cuando se encontraran de viaje con su compañía. De hecho, muchos de los ejercicios de la colchoneta se realizan en «El Cadillac», sobre todo para personas mayores o lesionadas, a las que les cuesta más tumbarse en el suelo.

Lo cierto es que las mejores y más completas clases de pilates siempre combinan ejercicios en aparatos y suelo.

Desgraciadamente en España y en el resto del mundo, hay centros que han degradado el Método Pilates en colchoneta con grupos muy numerosos, haciendo imposible que un profesor pueda corregirte y que los ejercicios se realicen correctamente.

El trabajo de suelo en la mayoría de las ocasiones es más difícil que en el aparato, porque las máquinas se diseñaron para enseñar y ayudar a moverte, buscando la correcta alineación y  precisión del ejercicio. Un aparato te ayuda constantemente mediante muelles y correas que te asisten o sujetan, no existiendo estas ayudas en la ejecución del suelo. De este modo, resulta todo un reto realizar los ejercicios correctamente en el suelo sin su ayuda.

Es comprensible que intentes buscar la opción más económica para hacer pilates (incluso cuando puedes permitirte clases privadas), pero no olvides que lo barato muchas veces acaba siendo caro, y más en temas de salud. Si aún así, y aceptando que los resultados no serán ni mucho menos los mismos, decides lo más barato, no te recomendamos clases de 20 personas o con profesores con una semana de formación, sino dos libros donde siguiendo atentamente las instrucciones de sus autores vas a conseguir mejores resultados que en cualquiera de los casos anteriores.